Fijando un objetivo claro

¿Quién eres como persona? ¿Quién eres como político?

Todo comunica

En política, también

La politica deja huella

¿Que legado quieres dejar cuando te marches?

Y acaba la política

Una nueva oportunidad, ¿la quieres?

Hay que hacerlo como se debe...


video

Uno promete mucho para evitar dar poco. Luc Marquis de Vauvenargues
Llegar a establecer unos límites claros y firmes nos ayuda a que lleguemos a la excelencia y a nuestra realización personal.

Hoy he decidido poner limites dentro de mi entorno profesional, lo comparto con vosotros, pues soy consciente que una decisión así, va en detrimento de mis objetivos profesionales, o tal vez no.

Hace bastante tiempo, aprendí que dependía de mí, hasta dónde pueden llegar los demás en su trato conmigo. Pues esos límites me ayudan a sentirme mejor y las personas que me rodean adquieren un respeto hacia los límites que personalmente considero necesarios.

Un ejemplo claro, no acepto un ataque directo verbal o físico, sea quien sea el agresor. O no comparto la falta de ética, honestidad, respeto, etc., conmigo o hacia otros. Es un límite, que desde mi punto de vista es necesario a tener en cuenta en relación con mi persona.

Y por ello, tomo decisiones. Aprendí a protegerme cuando decidí que nadie puede hacerme sentirme inferior si yo no se lo permito. Me preparé en la técnica de los cuatro pasos:

Informar. ¿Te das cuenta que lo que estamos haciendo no va en beneficio de la mayoría? O ¿Eres consciente de que me estás gritando? O ¿Esto va en línea con los valores por los que decidimos estar?
Si la persona continúa con su inaceptable conducta, es bueno pasar al segundo paso, eso sí, nunca antes de haber dado el primero.

Pedir. //Estaría bien que tomáramos otras decisiones que abarquen las necesidades reales de todos// Te pediría que dejaras de gritarme// Podemos tomar decisiones que vayan en dirección de los valores que representamos.
Si la persona todavía no lo entiende, paso al tercer paso.

Exigir o insistir. //Veo oportuno que nos centremos y tomemos decisiones que arropen las necesidades de todos// Insisto en que dejes de gritarme ahora mismo// Reitero que tomemos decisiones en la línea de nuestros valores.
Si la persona insiste en su conducta, termino en el siguiente paso.

Irse. (No entro en discusión, ni respondo, simplemente me voy) //Veo que hoy no vamos en la dirección que esta “organización, empresa, asociación” tiene como base, por lo cual me marcho// No puedo continuar con esta conversación, si sigues gritándome me voy // Como no vamos orientados en los valores que nos unen, me voy.
Si a partir de aquí la relación con la persona no se modifica, tengo la necesidad de dejarla, de marcharme, y seguir en la línea del camino personal marcado.

Hoy he dejado, hoy he puesto límites.
Pues tengo la creencia de que las cosas, tenemos que hacerlas bien…

Cuídate…

Related Posts with Thumbnails