Humildad...


Humildad: Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento. 

También  la Iglesia católica romana reconoce la Humildad como la virtud que contrarresta a la soberbia. Siendo ésta la característica que define a una persona modesta, alguien que no se cree mejor o más importante que los demás en ningún aspecto.

Por ello, al leer esta semana el post de @Bomarzo sobre Adición y manipulación me ha hecho reflexionar sobre la carencia de ser conscientes de nuestras propias limitaciones y debilidades, que bien identificadas, si uno quiere puede convertirlas en oportunidades y habilidades.

Llevo en Twitter de una forma activa desde el 12 de noviembre de 2009. Lo descubrí aproximadamente unos ocho meses antes, a través de mi blog y otros compañeros que ya estaban activos en esta red. Al principio no pude entenderla. De hecho fui una de muchas que abandono al primer pantallazo por no saber en qué consistía, y sobre todo, por no comprender el modo en que funcionaba. Como he dicho…a los ocho meses caí rendida y comenzó un proceso de aprendizaje.

El aprendizaje sin humildad es complicado, de hecho a las dos semanas escribí un post contando mi experiencia Cultura… entre plastidecores y MP3  dos años después me da para trasladar un nuevo aprendizaje.

Dice un refrán español “Allí donde fueres, haz lo que vieres”  y si quieres aprender una materia copia al mejor, referéncialo y  elimina la creencia que la copia es un fraude. Observa, escucha, recopila y después actúa.

En mis seminarios lo defino “Para, piensa, analiza y actúa”

“Cuando tengas el conocimiento y la técnica podrás aportar tu propio valor añadido y marcarás la diferencia, busca y aprende del mejor” así lo traslada Tony Robbins en muchas de sus conferencias.

En Twitter se asientan valores que en el mundo 1.0 en ocasiones se nos olvidan.

Si quieres dialogar no insultes, no grites, no ataques, puedes aportar tu opinión sin estos tres verbos. Una de las cosas que aprendí en mi etapa profesional es que exaltando mis virtudes desbancaba a mi competencia, y existe una tendencia contraria que no ayuda, no suma y no aporta.

En la vida diaria conoces y te relacionas con mucha gente, en Twitter también, fuera seleccionas, aquí también, por lo tanto la red dejará un rastro de quien eres, como te comportas y recuerda….una pantalla no silencia el reflejo de lo que trasladas.

Y uno, no es el cargo político, el director empresarial o la profesión que pone su BIO, sino  como bien menciona @Bomarzo es la persona que hay detrás del “avatar” que podrá seguir opinando de lo que quiera.

Seguiremos aprendiendo…..

Reacciones:

2 comentarios:

Katy dijo...

No tengo nada que añadir desde mi humildad más que felicitarte por esta reflexión. Tienes razón en que la humildad es una virtud y yo añado que como virtud escasea:( Ser humilde no es una decisión sino una opción que ha de brotar desde lo intimo del "YO" ese yo que al se hiere con facilidad, que no acepta la corrección, que se cree más que y por encima de...
Conozco personas muy humildes y otras que se disfrazan de humildes
Bss y buen finde

Begoña Coach Politico dijo...

@Katy...me pones en la misma situación, poco que añadir a tu comentario.

Como bien dices es una opción y las opciones se eligen y forman parte de nuestras decisiones.

En cuanto a los disfraces siempre acaba desapareciendo el maquillaje.

Feliz Semana...:))

Related Posts with Thumbnails