Fijando un objetivo claro

¿Quién eres como persona? ¿Quién eres como político?

Todo comunica

En política, también

La politica deja huella

¿Que legado quieres dejar cuando te marches?

Y acaba la política

Una nueva oportunidad, ¿la quieres?

¿Eres inconformista?

video
Ser inconformista en sí no es ni malo ni bueno, lo son sus consecuencias y como actuamos ante ellas.

Los inconformistas tienen la capacidad de cambiar el rumbo de las cosas, lo que ocurre que su propia exigencia hace que una vez conseguido lo deseado, durante un largo y duro trabajo, aparezcan nuevas prioridades y ese interés principal se convierta en un nuevo desgaste por conseguir nuevos resultados.

Es un signo evidente que aquellas cosas que no son relevantes para el inconformista no tienen ninguna evidencia del propio inconformismo.

Lo curioso y llamativo es que una vez conseguida la meta, nadando y sumergido en la euforia por lo ganado, ese sentimiento desaparece de una forma mágica, al aparecer un nuevo resquicio en su vida que haga marcarse nuevos objetivos, aunque sea para cambiar de nuevo lo ya conseguido.

Es bueno ser inconformista cuando los deseos de cambio repercuten en la mejora continua de aportar un extra a uno mismo y a su vez a terceros, por ejemplo, si busco la formula de la bombilla, ser inconformista me llevará a hacerlo mil veces hasta llegar al resultado, sino me quedaré en la opción 999 y no lograré que se encienda.

Por ello…

Si tu respuesta es SÍ….está bien
Si tu respuesta es NO…está bien

Pues en ocasiones, son los inconformistas los que mueven el mundo…

Te deseo un maravilloso día…

Cuídate…

Related Posts with Thumbnails