¿Cómo nos afecta una situación de crisis?


¿Cómo nos afecta la situación actual, en la operatividad diaria? Es cierto que una de las realidades con las que te debes enfrentar casi a diario, es la constancia y perseverancia de las circunstancias actuales de la ciudadanía.

¿Cuanta gente puede llegar a tu alcaldía, concejalia, etc.?, pidiendo favores, contando situaciones en las que mirándole a los ojos, no se te encoja el corazón. En ¿Cuantos actos puedes verte con el compromiso de mantener una esperanza que en el fondo sabes será larga y continuada en el tiempo?

¿Cómo podrás fortalecerte para seguir ofreciendo el mismo nivel de confianza, sin poder garantizar al 100% los resultados?

La pregunta que te vendría bien hacerte no es ninguna de las anteriores.
La pregunta correcta corresponde ¿Dónde están tus límites? ¿Alguna vez pensaste en esto?

¿Hasta dónde puedes adquirir un compromiso y cumplirlo? ¿Cuántas veces, por no disponer del tiempo necesario, buscamos soluciones transitorias que no abordan los problemas de fondo?

Realizar un nuevo enfoque de la situación, valorando que tenemos, que podemos y que nos hace falta, es un buen punto de partida.

En antiguas culturas se hizo un alzamiento al trueque, yo tengo-tu buscas, tu tienes-yo necesito, y a partir de aquí valoremos cómo lo hacemos.

El dar no requiere implícitamente un trabajo, una ayuda económica, una concesión etc., el dar puede convertirse en una oportunidad para aportar aquello que es difícil de encontrar. Son en estas circunstancias cuando más se necesita confianza y optimismo, aunque en primera instancia no seamos capaces de visualizar las opciones reales.

Procura no entrar en la espiral de cuando estamos ocupados es una excusa. Como tantas cosas, todo depende de la actitud. Todos tenemos “asuntos pendientes” que es necesario que terminemos de hacer: llamadas, reuniones, acuerdos, proyectos, etc.

La vida está llena de sorpresas ante las cuales no debemos claudicar y mucho menos de olvidarnos de sentirnos bien, sean cuales fueran las circunstancias.

Quédate con esto ¿Dónde están tus límites?

Y recuerda, los límites…..los pones tú.

Cuidate….

Reacciones:

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails