Desafiando al maestro...desafiándote a ti...



¿El pájaro está vivo?

El joven estaba concluyendo su periodo de preparación, y muy pronto pasaría a enseñar. Como todo buen alumno, necesitaba desafiar a su profesor, y desarrollar su propia manera de pensar.

Así que capturó un pájaro, lo agarró con una mano, y lo llevó hasta él:

-Maestro: ¿este pájaro está vivo o muerto?

Su plan era el siguiente: si el maestro dijera “muerto”, él abriría la mano y el pájaro se echaría a volar. Si la respuesta fuese “vivo”, él lo aplastaría entre los dedos. De esa manera, el maestro siempre estaría equivocado.

-Maestro, ¿el pájaro está vivo o muerto? – insiste.

-Mi querido alumno, esto va a depender de ti – es el comentario del maestro.


En la actualidad las cosas solo van a depender de nosotros mismos. Si lo que realmente buscamos es atraer el éxito, la confianza o como bien ayer dijo un señor en el programa Tengo una pregunta para usted, necesitamos ilusión, lo mejor es relajarnos y dejar que las personas y las situaciones vengan a nosotros. Forzar, presionar, convencer o llegar a ser persuasivos puede funcionar, sin embargo nada de esto llega a ser atractivo para conseguir nuestro objetivo.

Es muy fácil perder una cantidad de tiempo y de energía esforzándonos en encauzar las cosas para que marchen por donde nosotros queremos que vayan, sin embargo, en la actualidad y en los tiempos que vivimos, lo mejor que podemos hacer, es afrontar las cosas de muchas y de diferentes maneras, con un único fin, generar más oportunidades de las obtenidas hasta el momento.

Hacer un análisis para dejar patente la equivocación de otros, es un boomerang redirigido hacia nosotros mismos.

Si tienes la total seguridad de la dirección que deseas tomar, lo mejor es probar muchas posibilidades que te lleven hacia tu objetivo. Siempre se ha dicho que focalizar los esfuerzos se convierte en una garantía de éxito, en ello estoy de acuerdo cuando las circunstancias acompañan, sin embargo cuando los vientos no son tan favorables, decidir qué hacer solo va a depender de nosotros mismos.

Actúa, tira el anzuelo, pues donde menos te lo esperas picará el pez.

Como dice Anais Nin:

La vida se contrae o se expande en proporción directa de nuestro coraje.

Cuídate…

Reacciones:

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails