Tu primero...



Nos han enseñado desde pequeños que antes de pedir hay que dar y siendo consecuentes con esta creencia, en ocasiones no aprendida de la mejor manera, ser egoísta no es malo, siempre y cuando no dañemos a los demás.

Si además esta creencia la extrapolamos a una persona con proyección pública, prácticamente es imposible plasmar lo que hoy quiero compartir, pues va asociado intrínsecamente a su cargo, ser objetivo de toda opinión dentro y fuera de su organización.

¿Cuantas veces y tiempo te has pasado solucionando, aportando y dando respuesta a las necesidades de los demás sin atender las tuyas propias?

¿Cuánto tiempo llevas esperando a que llegue tu oportunidad? Y ¿Cuántas veces llega implícita a concesiones?

¿Donde queda tu parte de integridad?

Efectivamente nadie cuando te solicita algo, manifiesta que quiere que abandones tus planes, es precisamente por ser quien eres, por lo que estás en ese lugar y con esa responsabilidad, y esa diferencia que marcas es uno de los motivos por los que te encuentras en dicha situación.

Los extremos no van avalados por muchos y los puntos intermedios son percibidos como mediocres, entonces que ¿decisión tomar?

No se puede complacer a todos y arriesgarse es asentar los valores de uno.
Serte fiel, es mantener la vocecita interna en silencio.

Serte fiel es ser egoísta, y egoísta es igual a saber decir no cuando una propuesta no va alineada contigo, ser egoísta es aprender a pensar en ti primero, pues no podrás hacerte cargo de nadie si antes no te ocupas de ti, ser egoísta es buscar la formula para seguir haciendo.

Lo curioso es que cuando decides que tú eres lo primero, los demás te aprecian más y se acercan más a ti. Ser egoísta no es lo mismo que ser mezquino, de modo que sigue adelante y recuerda: ponte a ti primero.

“Uno no es político para que le voten, uno hace política y por ello le votan”

Reacciones:

2 comentarios:

pilar mandl dijo...

Muy bueno el fragmento de "El manantial", Begoña, acompaña de maravilla tu excelente post.
El libro de Ian Rand en el que está basado la película me encantó cuando lo leí hace unos años (bastantes), veo que ya estás lanzada de nuevo. ¡qué bien!
También opino que para aprender a querer a los demás debes aprender antes a quererte a ti mismo...

¿Todavía andas por estas tierras?

Un beso

Begoña Coach Politico dijo...

@Pilar mandl..Como siempre sigues siendo una caja de sorpresas...y gratamente son buenisimas las que hay dentro.

Es cierto que lo decimos muchas veces, quierete a ti mismo para que los demás puedan quererte.

Lo hemos escuchado tanto, que no le damos la importancia a la esencia del mensaje, y cuando uno vive por la politica, cuando uno está representando a un conjunto de personas o lidera una organización (empresarial, personal, o cualquier entorno donde arrastremos a las personas)perdemos en ocasiones el enfoque, y el motivo por el cual nos posicionan ahí es precisamente por lo que valemos por nosotros mismos. Por la capacidad que tenemos de ponernos "Primeros" de una forma sana.

Sobre las tierras... tu ya sabes...desde septiembre ando por el mundo, a veces estoy cerca y otras lo más lejos posible...dependiendo del aire...aunque si me busca ya sabes, me encuentras.

Un beso Pilar...

Related Posts with Thumbnails