Ilusión...


A estas alturas del año es probable que sin darte cuenta hayas olvidado, que no perdido, algunas las ilusiones manifestadas hace tan solo diez días.

En el mundo empresarial solemos escuchar que el secreto de tener un trabajo satisfactorio consiste en llevar a cabo una actividad que esté de acuerdo con nuestros principales valores. Y cuando se armonizan tus valores y con tu visión de la vida, ocurre algo mágico.

Ayer volvió a ocurrir.
Después de un proceso apasionante de cambio… de creencias, metas y objetivos lo vi reflejado en la cara de mi cliente. La ilusión volvió a surgir de nuevo en toda su plenitud, nunca se había marchado, simplemente estaba oculta aún estando en el mismo lugar, con la misma gente, el mismo equipo de trabajo, el mismo partido y el mismo Ayuntamiento.

Siempre fui espectadora de esa ilusión y de las ganas de seguir hacia delante incluso cuando una meta se convertía en un simple paso y lo que era un objetivo pasaba a convertirse en una piedra en el camino para llegar a conseguir lo que realmente estaba buscando.

Y estas son las respuestas que solo el tiempo aporta y que cada vez que alguien se acerca a un proceso coaching suele pedir como garantía de éxito.

A veces llegan con expresiones como la siguiente “Me gustaría saber en qué va a consistir el proceso y sobre todo cómo voy a lograr mis objetivos. Porque no puedo negar que tengo prisa por conseguirlos dado que mí situación actual no me parece satisfactoria”

Otras “Se que necesito trabajar en determinadas áreas para lograr los objetivos marcados por...” Y llega una lista sin fin de personas que rodean al personaje que no a la persona.

Existe algo que siempre está en cada uno de los casos de éxito… la ilusión, aunque a veces no se manifieste o el entorno no traslade ni un ápice de oportunidad de conseguir nuestros sueños.

Creer que es posible aporta una de las garantías más gratificantes dentro la vida pública o empresarial independientemente de las trabas que surjan en el proceso.

"A veces nos olvidamos de vivir porque estamos sumergidos en ver como ganarnos la vida" decía Margaret Fuller.

Ahora que has comenzado el año, que has marcado tus objetivos puedes valorar si estos están alineados con lo que más te gusta hacer, independientemente de si son los que mejor sabes hacer.

Ayer volvió a ocurrir.
Alguien alcanzó sus metas…sin perder la ILUSION

Magia sorprendente...



A veces no sabes como…sin embargo las cosas pasan

Reacciones:

4 comentarios:

Katy dijo...

Hola Begoña, no debe ser fácil hacer convivir la ilusión con conseguir objetivos laborales. A menos como tu dices, se armonicen tus valores y con tu visión de la vida. Eso es coherencia y cuando uno es coherente ocurre algo mágico. Y a veces ni nos damos cuenta, lo exigimos, lo vemos lógico y encima pedimos garantias...
Deseo que encuentres muchas magias e ilusiones en tu camino aunque haya alguna que otra piedra, y sobre todo no pierdas tu caacidad de ilusionarte.
Besos

Germán Gijón dijo...

Te felicito, porque seguro que tu trabajo tendría también como meta el reencuentro de tu cliente con esa ilusión tan evidente en los comienzos de un proyecto pero tan oculta por el peso acumulado de las adversidades. Al igual que en el campo de la dirección comercial, en muchas ocasiones hay que retroceder un poco con objeto de retomar con ilusión el objetivo. Así se convierte en un ideal profesional.
Señal de que lo estás haciendo muy bien. Enhorabuena.

Begoña Coach Politico dijo...

@Katy...efectivamente no es nada fácil. A veces las "necesidades" externas nos llevan a trabajos nada alineados con lo que realmente somos.

Esta semana en el programa de 21 días...podíamos ver como un cabeza de familia con cuatro hijos y sin ningún tipo de ingreso, se "ilusionaba", (y asi lo expresó y vivió la reportera) por el simple hecho de poder realizar una mudanza,(de encontrar sentido en un instante) era un aire de esperanza con todos y cada uno de los inconvenientes y barreras que suponia hacer un trabajo desde la precariedad.

Eso es precisamente lo que da valor añadido a las personas y admirable desde mi propia experiencia.

Efectivamente me llevo satisfacciones y también alguna que otra piedra....sin embargo sigo disfrutando con lo que me gusta hacer.....

Un beso Katy...

Begoña Coach Politico dijo...

@Germán...a veces los proyectos comienzan con un objetivo que transcurrido un tiempo, o por el contrario de repente se presenta la adversidad de ser conscientes que ese "concretamente" ya no lo vas a conseguir.

Es duro afrontar que lo que en un tiempo pasado era un sueño ahora simplemente se ha transformado por la necesidad de seguir mirando y caminar hacia adelante.

Y es entonces cuando llega la satisfacción de haber conseguido algo tan importante para cada uno de nosotros...saber vivir.

Gracias Germán...seguiremos con ilusión...

Related Posts with Thumbnails