Como liderar un grupo municipal


A un Político se le puede marcar una estrategia, se le puede decir qué tiene que hacer e incluso argumentarle por qué hacer lo que tiene que hacer y por consecuencia entenderá para qué, sin embargo si no sabe cómo, el mensaje al final de todo ese recorrido se caerá como un juego de naipes.
Si el Político no encuentra una estrategia personal, hecha a medida, la interioriza y la practíca, la consecuencia es bien simple a vista de otros, incoherencia entre lo que dice y lo que hace, pues su lenguaje no verbal se convierte en el espejo de sus actos.
El primer paso comienza en el autoconocimiento de uno mismo. ¿Cómo puede un personaje público liderar a otros si no se lidera a sí mismo? Profundizar y entender cómo hacemos bien lo que hacemos bien y cómo podemos mejorar lo que hacemos regular.
Un líder Político es la primera ficha de dominó, él se mueve y las demás responden. Lo he vivido personalmente, y cuando la “ficha” que tiene la acción es la segunda de la hilera, la primera queda en pié, sola y el resto ya habrán seguido el curso de quien marcó el primer paso.
Si uno conoce, reconoce y valora a otros tiene en sus manos una de las principales habilidades del liderazgo; y entonces motiva y mueve a la acción. Sin acción no hay resultados. Como Alcalde, si conoces a tu equipo, a su entorno, a la sociedad y descubres como se motivan, cuáles son sus mecanismos mentales y emocionales para que entren en movimiento entonces tendrás el efecto dominó para que entren en acción para dar lo mejor de sí.
No hay dos sin tres, y saber comunicar, escuchar y sintonizar con otros aporta ese toque de seducción tan importante que comentábamos en ¿Qué quieren los Políticos? Es imprescindible trabajar la comunicación hasta la excelencia, cuidando el detalle y sobre todo entendiendo los diversos modelos de comunicación. No hay un buen líder político que sea un mal comunicador.
Si sabe tomar decisiones y afrontar problemas según los objetivos marcados y como parte fundamental alinearlos con sus valores, conseguirá poder transmitir a sus concejales, compañeros de partido y personas de su equipo, el para qué, aportando valor y sentido a su trabajo, principal fuente de motivación en un grupo.
Si el grupo de gobierno tiene clara la dirección y es flexible para encontrar nuevas opciones, unido a un grado de motivación grande, el resultado como en una coctelera son soluciones a los nuevos retos que se les presentan en su día a día, que no son pocos.
Por último, si eres un líder político, en las distancias cortas no castigues el fracaso, el error. Dale la vuelta y conviértelo en una herramienta eficaz de aprendizaje dónde todo es útil para aprender.
Estos cinco pasos no son los únicos para liderar un grupo de gobierno, sin embargo se convierten en los cinco primeros para crear el efecto dominó desde la primera ficha, que eres tú.
Su líder político.

Reacciones:

2 comentarios:

Beatriz Vilas Garro dijo...

Hola Begoña:
Me ha encantado este post, muchas felicidades y gracias por ayudarnos a entender ese mundo que fan bien dominas.
Muy buen trabajo

Begoña Coach Politico dijo...

@Beatriz...Bienvenida
Gracias por detenerte en mi rincón. Si es cierto que me apasiona el entorno y las personas.

Se convierte en un aprendizaje continuo y al final es reciproco el crecimiento personal de mis clientes y yo.

Encantada de conversar...:))

Related Posts with Thumbnails