En el mismo punto de partida....


Hay momentos, en que la vida se para; aun cogiendo una velocidad vertiginosa que nos hace tambalear y sentirnos tan mareados de no llegar a saber en dónde estamos.


Te imaginas un hámster dentro de su “caja”, subido a su noria, corriendo, agotado desesperado…..y sin “saber” bajarse…. observándote con ojillos brillosos, diciéndote con la mirada……estoy aquí, AYUDAME.

Y tú, ¿te has sentido alguna vez así….?

El síndrome del hámster es agotador, otro escape de energía. Es darte cuenta, que tu mundo anda reducido al espacio que tu le cedes, como dice The Arbinger Institute, en su libro LA CAJA, “Ésta, está llena de trampas”, la autotraición, es dejar que nuestra vocecita interna, aquella que por cierto me da para escribir un articulo nuevo, nos embauca a una falta de compromiso, una falta de integración y nos lleva a la creación de problemas.

Cuando reducimos nuestra “caja” a nuestro espacio de confort, en donde nuestro día a día, nuestros amigos, familiares, hábitos cotidianos, compañeros afines de partido, ciudadanía “amiga” y un sin fin de aliados….nuestra “vocecita” está tranquila, pausada.

Sin embargo, ¿es el tamaño de nuestra “caja” acorde, el necesario para lograr nuestros objetivos? ¿nuestros deseos? ¿nuestros sueños?

Como decía un compañero Coach y amigo Borja, “mi lugar de confort, es cuando me encuentro dentro del inconfort, siendo Inasequible al desaliento”

Te propongo una idea, elige un libro en blanco, y empecemos a escribir….Busca un lugar tranquilo, donde sepas que nadie te pueda interrumpir, pon en silencio tu tf y párate media hora, solo 30 minutos de todos los que dispones, y los inviertes en ti, en reflexionar, en analizar, en aprender a conocerte, a saber que sientes, a ser consciente como actúas después de cada sentimiento, o que sientes después de cada actuación, que ha hecho que no fuera diferente, y lo que creas que es importante para ti, cuéntatelo, escríbetelo, el simple hecho de hacerlo, te AYUDA, a parar tu noria, que está dentro de tu “caja”.

Como dice el Instituto Arbinger:

¿Cómo puede la gente simultáneamente crear sus propios problemas, ser incapaz de darse cuenta de que está creando sus propios problemas y, sin embargo, resistirse a cualquier intento que se haga por ayudarles a dejar de crear esos problemas?

Decide tú….

Cuídate….

Reacciones:

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails