Movimiento Slow


"En la vida hay cosas más importantes que incrementar su velocidad" Gandhi

El movimiento Slow propone aparcar las prisas y disfrutar de cada detalle, de cada minuto. La lentitud no es sinónimo de ineficacia, ni tampoco de no hacer las cosas en su momento, realmente este significado tiene que ver con el equilibrio.

Ese equilibrio que tan necesario se hace en estos tiempos revueltos. He leído muchos artículos, que hablaban de esta filosofía de vida, así como he visto esta doctrina en distintas poblaciones de este país, dónde se pueden ver Convivias muy cercanas a nosotros y experimentar esa sensación del tiempo, que va lento y a su vez mantiene su ritmo, pues no olvidemos que un minuto tiene 60 segundos independientemente de cómo nos parezca o de la sensación que nos aporte, no deja de tener 60 segundos.

Esta es una historia real contada en Internet:
Voy a contarles una historia corta, sólo para darles una idea:La primera vez que fui para Suecia, en 1990, uno de mis colegas suecos me recogía del hotel todas las mañanas. Estábamos en el mes de septiembre, algo de frío y nevisca. Llegábamos temprano a la Volvo y él estacionaba el auto muy lejos de la puerta de entrada (son 2000 empleados que van en coche a la empresa).El primer día no hice comentario alguno, tampoco el segundo, o el tercero. En los días siguientes, ya con un poco más de confianza, una mañana le pregunté a mi colega: ¿Tienen ustedes lugar fijo para estacionar aquí?, pues noté que llegamos temprano, con el estacionamiento vacío y dejaste el coche al final de todo...".Y él me respondió simplemente: "Es que como llegamos temprano tenemos tiempo para caminar, y quien llega más tarde, ya va a llegar retrasado y es mejor que encuentre lugar más cerca de la puerta. No te parece?"Imaginen la cara que puse. Y con ella fue suficiente para que yo revisara en profundidad todos mis conceptos anteriores.

Según la Business Week, los operarios franceses, aunque trabajen menos horas (35 horas por semana) son más productivos que sus colegas estadounidenses o británicos. Y los alemanes, que en muchas empresas ya implantaron la semana de 28,8 horas de trabajo, vieron su productividad aumentar en un elogiable 20%. Esa llamada "slow attitude" está llamando la atención hasta de los estadounidenses, discípulos del fast" (rápido) y del "do it now!" (Hágalo ya!).Por tanto, esa "actitud sin prisa" no significa hacer menos ni a tener menor productividad. Significa sí, trabajar y hacer las cosas con "más calidad" y "más productividad", con mayor perfección, con atención a los detalles y con menos estrés. Significa retomar los valores de la familia, de los amigos, del tiempo libre, del placer del buen ocio, y de la vida, en las pequeñas comunidades.

Del "aquí" presente y concreto, en contraposición contra lo "mundial" indefinido y anónimo. Significa retomar los valores esenciales del ser humano, de los pequeños placeres de lo cotidiano, de la simplicidad de vivir y convivir, y hasta de la religión y de la fe. Significa un ambiente de trabajo menos coercitivo, más alegre, más leve y por lo tanto, más productivo, donde los seres humanos realizan, con placer, lo que mejor saben hacer.Es saludable pensar detenidamente en todo esto. ¿Será posible que los antiguos refranes: "Paso a paso se va lejos" y "La prisa es enemiga de la perfección" merezcan nuevamente nuestra atención en estos tiempos de locura desenfrenada? ¿Acaso no sería útil que las empresas de nuestra comunidad, ciudad, estado o país, empiecen ya a pensar en desarrollar programas serios de "calidad sin prisa" hasta para aumentar la productividad y calidad de los productos y servicios sin necesariamente perder "calidad del ser"?

En la película "Perfume de Mujer" hay una escena inolvidable en la que el ciego (interpretado por Al Pacino ) invita a una muchacha a bailar y ella responde:"No puedo, pues mi novio va a llegar en pocos minutos".A lo que el ciego responde: "Pero es que en un momento, se vive una vida", y la saca a bailar un tango. El mejor momento de la película es esta escena de sólo dos o tres minutos.

Muchos viven corriendo detrás del tiempo, pero sólo lo alcanzan cuando mueren, ya sea de un infarto o un accidente en la autopista por correr para llegar a tiempo, o para otros que están tan ansiosos por vivir el futuro que se olvidan de vivir el presente, que es el único tiempo que realmente existe.Todos en el mundo tenemos tiempo por igual, pues nadie tiene ni más ni menos de 24 horas por día. La diferencia está en el empleo que cada uno hace de su tiempo.
Necesitamos saber aprovechar cada momento, porque, como dijo John Lennon, "La vida es aquello que sucede mientras planeamos el futuro".Felicitaciones por haber conseguido leer este mensaje hasta el final. Hay muchos que lo habrán dejado por la mitad para "no perder tiempo" tan valioso en este mundo globalizado.

No tiene sentido forzar los ritmos de la vida. El arte de vivir consiste en aprender a invertir el tiempo en todas y cada una de las cosas. Carlo Petrini, fundador de Slow Food

Sé tu el cambio que deseas ver en el mundo, 
Cuidate

Reacciones:

2 comentarios:

Juanjo López dijo...

Hola Begoña,
A traves del blog de Ruben Turienzo he descubierto este, tu blog. He leido solo dos artículos y me ha parecido francamente magnífico. Prometo, que no juro, leer en esta tarde todo lo que me falta.
Un abrazo.

Rubén Turienzo dijo...

Bueno Begoña, como siempre un buen trabajo, felicidades.

Te pido por favor y si así lo ves oportuno que cambies la dirección de tu blogroll hacia mi bitácora, ya que desde hoy es http://rubenturienzo.com/blog.html

Siento la molestia.

pd. Estoy deseando que cuentes la anécdota en el blog de juanjo

Related Posts with Thumbnails