El lenguaje fracasado...



José Antonio Marina en su libro “La inteligencia fracasada” expone:

Fracasos al hablar con nosotros mismos
Fracasos al hablar con los demás

He de reconocer que desde siempre me ha apasionado la comunicación. En su parte más primitiva, no hablo de marketing ni medios, sino del lenguaje entre dos personas.

Desde hace tiempo desarrollo talleres y dinámicas de comunicación, conozco la teoría, perdonarme que lo exponga así, y a lo largo de la vida he ido mejorando, ampliando mi metodología de transmisión.

La experiencia y repetición es la madre de todo hábito, y es curioso vivir circunstancias cuando somos nosotros mismos quienes estamos implicados, cuando somos nosotros mismos quienes ponemos el alma.

Hace tiempo un amigo me dijo “Quien ayuda al coach” jajajja, mi respuesta fue fácil, otro Coach.

El lenguaje es una de las herramientas más importantes de la inteligencia ejecutiva. En estos momentos vivo un pleno proceso de tres personas que no saben comunicarse entre si. Cada una de ellas, tiene y dispone cualidades y habilidades que sin el arrope del otro es imposible que el proyecto que les lleva a estar juntos salga adelante.

Es como tener en una reunión a un chino, un alemán y un sueco, por aquello del idioma. Todos tienen claro cual es el objetivo común, trabajan en una misma dirección, sin embargo como su comunicación es inexistente la lentitud en la recepción del mensaje hace que todo vaya a velocidad de caracol.

El chino y alemán saben comunicarse en ingles, sin embargo cuando esto ocurre como el sueco no se entera entran los miedos, inseguridades correspondientes, claro está sin reconocimiento y amplia ausencia de conciencia.

A su vez el sueco y el alemán hablan perfectamente el español, tienen la capacidad de mejorar crecer y ampliar su conocimiento, mantienen el equilibrio del grupo, a su parecer, trabajan en la mejora continua del equipo y en sus propias individualidades, y esto hace que el alemán que está más rezagado en experiencia empresarial / profesional vaya cogiendo ritmo, situación que el chino esta dispuesto a mantener por un determinado tiempo.

En contra partida tenemos al sueco y chino que son conscientes de la importancia de la incorporación del alemán al equipo de trabajo, se comunican entre si en valenciano, claro está sin el entendimiento del compañero alemán.

Y todo ello, que irónicamente expongo es una realidad. Para que un proyecto salga adelante, será necesario que uno de los tres busque hablar el idioma que los otros dos manejan, o tal vez creen entre ellos mismos un nuevo lenguaje de comunicación.

Como decía Freud “El lenguaje es lo que permite el paso de lo inconsciente a lo consciente”. Por eso cuando hablemos con los demás o con nosotros mismos, si piensas algo emítelo en voz alta.

El lenguaje fracasa cuando siendo un medio de entendimiento, nos lleva a la incomprensión.

Y hasta aqui mi reflexión matutina, hoy espero que tengas un fantástico día…

Cuídate…

Reacciones:

4 comentarios:

Sara cobos bravo dijo...

Pienso que me has aportado, una vez más, una buena enseñanza, una excelente reflexión y todo ello con una sonrisa .
Me ha gustado Begoña,te doy las gracias.

Sara.

Begoña Coach Politico dijo...

@ Sara....jajjaj como vamos a perder la sonrisa si es de las cosas que podemos decidir y disfrutar.

Reflexionar es lo que me lleva este 2009 y todo un aprendizaje personal...Un beso Sara, el mes que viene tal vez te llame, andare por Sevilla a final de mes...

Anónimo dijo...

muy inspirador! gracias!

saludos,
David Gonzalez
Director
RHIACA
Red Hispano-Americana de Coachs en Activo
www.rhiaca.org

Begoña Coach Politico dijo...

@ David....gracias por pasar por mi rincón...

Inspirar...ummmm...me alegro mucho por ti..Gracias de nuevo

Related Posts with Thumbnails