¿Te engañas o te engañan?


Es sorprendente la capacidad que tenemos para anular de una forma consciente y a la vez inconsciente una situación. La toma de decisiones es una realidad constante en cada minuto que pasamos viviendo nuestra vida.

Hoy me he vuelto a encontrar en una situación dónde la verdad paraliza cualquier deseo de avanzar. ¿Cuántos de vosotros ha sentido el silencio como respuesta? ¿Alguna vez has respondido con tu silencio?

La pasividad, el desconocimiento, la inexperiencia, el miedo, son los mejores aliados para nuestra vocecita “vampiresa”. Que inteligencia tenemos de auto-engañarnos para no afrontar una situación que no nos deja progresar.

Toda decisión implica una duda entre dos o varias alternativas. A veces esta disyuntiva se nos presenta de vez en cuando, sin embargo hay quien todos los días se ve ante el estrés que supone tomar cualquier decisión en la vida y es entonces cuando:

Identificar el problema no es una tarea fácil, y damos mil rodeos para no ver la realidad
Saber describirlo es toda una odisea
Analizar las causas que nos han llevado a esa situación se convierte en rechazo
Valorar alternativas, que se pierde frente a que se gana, es algo tedioso de realizar
Comunicar la decisión tomada, constata nuestra salida del área de confort
Practicar de forma activa la toma de decisiones, es el punto de partida para cambiar lo que suceda mañana.

Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Sin embargo no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo. Ni engañarte tú, al mismo tiempo.
Abraham Lincoln

Sonríe....

Reacciones:

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante como siempre Begoña. Estoy bastante deacuerdo contigo aunque permiteme dos complementos a tu reflexión.

El ser humano es una maquinaria en evolución permanente y por ello busca, crea, inventa nuevos caminos (algunos completamente absurdos) en forma de engaño (diría que algunos no aceptan su realidad diaria).

Tambien hay que añadir que el miedo actua de manera permanente en el humano y sus reacciones previsibles en forma de bloqueo, agresividad o huida hacía delante.

Besos. Diego Martos

Carmen Gómez Ejerique dijo...

Hola.
He leído tu artículo y me ha parecido muy interesante.
Mi reflexión es que lo peor que me puede ocurrir es autoengañarme, y es increíble, a veces me "pillo" haciendo unas justificaciones de libro para engañarme a mí misma.

Desde luego eso es lo que peor llevo con diferencia.

Un saludo.
Carmen http://inspira-soluciones.blogspot.com/

Begoña Coach Politico dijo...

@ Carmen...gracias por pasar por este rincón y darme la oportunidad de conocerte.

Carmen ¿Que haces cuando te pillas?...

Llevo unos días de vacaciones, regresaré pronto, aunque siempre me quedara el saber ajajjajaj ¡Que haces?

Carmen Gómez Ejerique dijo...

Hola Begoña¡¡¡
Gracias por pasarte por mi blog.
Cuando "me pillo" es el principio de poder cambiarlo.
Darse cuenta de una situación que no nos gusta es el principio del cambio.
Carmen

pilar mandl dijo...

¿Todavía de vacaciones?
Te echamos DE MENOS...
¿CÓMO VA LA EDITORIAL ZINC?

Un beso

Begoña Coach Politico dijo...

@Pilar....ajjajaj esta noche vuelvo....si he estado de vacaciones y mucha reflexión, diversion, cambios, energias y todo aquello que aporta unos dias de descanso.....Nos vemos esta noche por aqui....

Gracias por seguirme....tan de cerca...

pilar mandl dijo...

Esperando novedades. Stop.

Related Posts with Thumbnails