Toma de decisiones VIII: Con fuerza o sin energía



Descubre como te sientes en los momentos de euforia, de felicidad, de paz, dónde todo se encuentra en armonía, incluso cuando existen y permanecen los avatares de la vida. Es una sensación de Fuerza, de puedo con todo y a eso le llamamos nuestra fuerza vital.

Nuestra fuerza vital es la clave de nuestra supervivencia, sin ella dejamos de existir.

Nuestra fuerza vital es la guardiana de nuestra mente, cuerpo y alma. Cuando nos hacemos esta pregunta conseguimos la ayuda necesaria para saber si la decisión que estamos tomando, refuerza nuestra fuerza vital y propicia que nuestra llama interior siga ardiendo con fuerza, o por el contrario nos la roba y se va apagando lentamente.

Tenemos la capacidad de elegir y cada acción alimenta o apaga nuestra fuerza vital. Cada día nos enfrentamos a múltiples opciones, decidimos que queremos comer, cuanto queremos descansar, cuanto ejercicio queremos hacer y a que ritmo hacemos nuestras actividades cotidianas.

Y cada vez que elegimos potenciamos o disminuimos nuestra fuerza, nuestra energía.

Cuando vivimos en el pasado consumimos energía, revivir mentalmente situaciones, acontecimientos y circunstancias sobre las que no tenemos ningún poder para cambiarlas reduce nuestra capacidad de estar en el aquí y ahora.

Cada vez que pensamos en lo que nuestros padres no fueron capaces de darnos, en el modo en el que nos trato nuestro ex o en la traición de nuestro mejor compañero, nos proyectamos al pasado, a la tierra sin retorno y perdemos energía vital.

Malgastarla es una opción, aferrarnos a nuestros resentimientos o perdonar al que nos ha decepcionado también lo es.

El resentimiento nos roba nuestra fuerza y puede que sea el mayor asesino del espíritu humano de nuestros días.

En nuestras manos está el abandonar el pasado, seguir adelante y reclamar nuestra energía ahora.

Hazte esta pregunta para captar toda la energía en cada momento, rétate a visualizar todas las elecciones disponibles y si éstas te dan o no energía. Busca la fuerza que te ayude a cumplir con tus obligaciones diarias y a perseguir tus sueños.

Y sigue decidiendo…

Reacciones:

7 comentarios:

Katy dijo...

Ay mi fuerza vital es como un tanque blindado. Dices "Tenemos la capacidad de elegir y cada acción alimenta o apaga nuestra fuerza vital" En esto no estoy totalmente de acuerdo. Tenemos la capacidad de elegir no lo que hacer porque te vienen situaciones que no has elegido, pero si tenemos en nuestras manos la capacidad de afrontarlas.Cambiar lo que se puede y asumir lo que no se puede con el menor desgaste vital.
No añoro tiempos pasados, porque considero que es una pérdida de tiempo quedarse contemplando escenas que ya no me pertenecen. Y el aquí y el ahora para mi es vital.
Me encanta como escribes Begoña. Besos

Begoña Coach Politico dijo...

@Katy...Por eso me gusta compartir lo que escribo y darme cuenta que en ocasiones puedo no reflejar con mis palabras lo que tengo en mente.

Totalmente de acuerdo que en ocasiones no podemos elegir lo que hacemos, pues los factores externos en ocasiones nos dirigen hacia situaciones no contempladas o nada comodas para nosotros, sin embargo si me quedo con elegir la capacidad para afrontarlas y minorizar el escape de energía.

Gracias Katy..por hacerme pensar...un besazo.

Sara Cobos dijo...

Begoña,te felicito por estas entregas que tanta vitalidad y claridad me aportan. Elegir,estar en el Presente,cada elección sumar y acción para recorrer esa distancia que nos lleva a nuestros objetivos,
Me encanta tu "Toma de decisiones".
Mi abrazo para ti

J dijo...

Casi totalmente de acuerdo, genial tu reflexión, sin lugar a dudas si cambiasemos parte de nuestros pensamientos negativos podríamos afrontar con mayor fuerza vital nuestros retos presentes y futuros, algo que en política no está bien visto en estos ultimos tiempos... es mejor encerrarnos en la crisis que tratar de salir de ella... de forma equivocada o no...
Al margen de esto, creo Begoña que el instinto, es la mayor resorte de energía vital, por eso muchas veces marchamos a impulsos, y otras nuestra capacidad de mirar hacia delante se ve bloqueada por la magnitud de los acontecimientos que nos rodean...

Me quedo con tu fuerza vital... tendré que ir educándome en ella...

Gracias

Fernando López Fernández dijo...

Hola Begoña:

Ante todo, que la fuerza te acompañe. Para mi, la fuerza vital surge de todos los sitios, incluso del pasado, que uno no lo utiliza para cambiar las circusntancias sino para generar más fuerza, más energía.

Un abrazo

Begoña Coach Politico dijo...

@Todos...llevo una semana complicada, que no mala,os dejo un saludo comun...y os tengo en mente para el fin de semana.....Sorry

:) Gracias.

pilar mandl dijo...

A veces también hay cosas maravillosas del pasado...
¡Muy buen post!

Related Posts with Thumbnails