Toma de decisiones IX: Con fe o frente al miedo

Tu mayor miedo....



Todas las decisiones importantes que tomas se guían por una de estas dos cosas: o bien por un acto de fe, o bien por un acto de miedo. La fe, la confianza te abre una puerta hacia un nuevo futuro. Te permite tomar nuevas rutas y explorar otros senderos y caminos no recorridos hasta el momento.

Cuando tomas decisiones que se basan en tu esencia espiritual, en tu fe, o en tu confianza, experimentas una libertad sin límites.

Es una cuestión de fe, de fe en ti mismo, donde puedes llegar a ver más allá de las circunstancias e imaginar nuevas elecciones más valientes para el futuro. La fe significa confiar, en creer en algo que no podemos ver, sentir o conocer.

Cuando decidimos nuestras acciones basadas en la fe, estamos depositando nuestra confianza en algo que no son nuestros temores.

Sin embargo el miedo nos mantiene atados al pasado. Repetimos patrones adquiridos que nos mantienen en el miedo a lo desconocido, al miedo del abandono, al miedo al rechazo, a no tener bastante o no ser lo suficientemente buenos; y todos esos miedos te atrapan haciendo que sigas tomando las mismas decisiones que siempre tomas.

Cuando sientes miedo evitas salir de tu área de confort e incluso a veces aceptas como buena, la incomodidad manifestada de algo que no se puede cambiar, te auto convences de lo bien que estás pese a tus incomodidades. Y entonces es casi imposible ver más, ver desde un plano superior la vida, pues simplemente va guiada por los miedos. Tus miedos te dicen lo que puedes y lo que no puedes hacer.

La raíz de todos tus patrones negativos repetidos es el miedo. ¿De qué tienes miedo? Cada vez que haces algo que no es coherente con tu pasado, algo que es diferente con lo que has sido o de quien crees que eres, te enfrentas a tus propios miedos. Y cuando tomas decisiones desde el miedo, pierdes oportunidades y estás garantizando un futuro que no será más que una continuación de tu pasado.

Se sincero contigo mismo, y verás que muchas de tus acciones proceden del miedo a perder lo que ya tienes. Tu miedo se alimenta de la ira, el sufrimiento, las preocupaciones, los resentimientos e inseguridades mientras que tu fe se nutre de la posibilidad, la esperanza, la confianza o una creencia de que es posible.

¿Dónde está tu fe en estos momentos?
¿La tienes localizada entre los temores? O ¿te das el derecho a crecer que las circunstancias te darán lo justo que necesitas?

Fe equivale a confianza.

Si eliges vivir hazlo con fe.

Reacciones:

9 comentarios:

Begoña Coach Politico dijo...

Quiero agradeceros a cada uno de los que habéis seguido esta saga, la confianza, vuestras aportaciones y opiniones, vuestras enseñanzas y vuestra generosidad.

He estado dos semanas ausente para finalizar un proyecto que llevo entre manos desde hace cinco meses.

He querido compartir mi trabajo bajo una estructura más comercial en un mundo lleno de confidencialidad, donde no se pretende vender sino aportar herramientas a aquellas personas que tienen una influencia social.

Es algo complejo y requerido y sobre todo nada compartido socialmente, por eso es un riesgo comedido y realizado desde la Toma de decisiones, nunca mejor dicho, para seguir hacia adelante, con una satisfacción a largo plazo, teniendo el control de la situación y buscando lo bueno pues me ayudará a reforzar mi fuerza vital ayudándome a crecer y aportándome poder en un acto de autoestima y todo rodeado con mucha fe.

http://www.bipcoach.com

Gracias a cada uno, y una sonrisa por seguir estando ahí.

María dijo...

Al contraponer miedo con fe se ve el poder que le otorgamos a uno o a otro.

Poner la fe en nosotros es un valor seguro, no solo ayuda al que lo ejecuta sino al resto de la humanidad.

Gracias por brillar Bego, con este post.

Enhorabuena por Bipcoach, un producto fruto de tu domino del coaching y de tu fe, con éxito garantizado en los tiempos que vivimos.

Ojalá más de un político te descubra pronto!!.

Un abrazo,
María.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Begoña:

Muy interesante el post. Fe, versus miedo. La fe mueve montañas dicen, pero el miedo las derrumba. Incluso teniendo fe pueden aparecer los miedos, los temores. Salir de la zona de confort no es fácil, y menos como decía el otro día Jose Luis del Campo Villares cuando una persona está, por ejemplo en el paro.

Y si uno es sincero, como dices, el miedo o la comodidad son los que hacen difícil localizar la fe.

Un abrazo y enhorabuena por la nueva iniciativa.

Katy dijo...

Hola Begoña, enhora buena por tu trabajo y te deseo lo mejor y que los éxitos merecidos se hagan visibles.
Pero he aquí que voy a hacer un poc de abogada del diablo :) La fe mueve montañas, pero amiga el miedo guarda la viña. El tener fe no quiere decir que siempre te vas a salir con la tuya y tener éxito en lo emprendas. La fe te va a servir en venirte abajo cuando esto ocurra y te ayudará a leventarte e intentarlo una y otra vez.
Y el miedo no es atarte siempre al pasado, sino también a ser prudente, responsable y ayudarte de tu experiencia. O sea que tu fe se base en la realidad no en un empuje alocado que te lleve a arriesgar para no llegar a ninguna parte.
Clara que seguro que hablamos idiomas diferentes en dónde las palabras tal ves no tengan el mismo significado.
Estoy a favor de explorar, de moverse, y lo último el inmovilismo
pero con prudencia. Con un nucleo bien centrado en donde puedas agarrarte cuando te vengan mal dadas sabiendo que no todo en esta vida depende de solo de tus fuerzas.
Besos

Begoña Coach Politico dijo...

@María...

Me gusta tu comentario de "se ve el poder que le otorgamos a uno o a otro" muchas veces no somos conscientes de este hecho....y vamos por la vida sin saber cual de los dos toma las decisiones por nosotros.

Te deseo una buena semana María....

Begoña Coach Politico dijo...

@Fernando López...Gracias por tu reflexión. Lo cierto es que en la situación actual es complejo y muy difícil mantener la fe, sobre todo cuando ves tanto desasosiego a tu alrededor.

Cierto es, que en una intención, y si lo digo así, intención, de cambiar este enfoque de derrotismo y pesimismo que vivimos, ha salido la campaña "Esto lo arreglamos entre todos"...donde de repente la fe, parece que ha desaparecido para posicionarse la rabia, el miedo, el cabreo, y parece que la campaña no ha calado mucho....

No se si será esto una cuestión de fe o de miedo....sin embargo tengo claro que en la vida siempre hay que hacer, aunque uno se equivoque y siempre sin perder la confianza en lo que uno mismo puede conseguir.

Gracias Fernando...

Begoña Coach Politico dijo...

@Katy...mira que siempre me haces replantearme el enfoque...y además con razón....

Comparto contigo 100% que el tener fe no significa que el éxito vaya a estar con uno, lo sé, lo he vivido y experimentado y es cierto que cuando uno cae, la confianza en uno mismo es lo único que te acompaña en el desierto y lo que ayuda para poder levantarte e iniciar de nuevo tu andadura.

Lo cierto es que cuando estamos frente a una decisión, no solamente valoramos o tenemos en cuenta una sola variable, sino varias de las que hemos ido compartiendo en esta saga de post, y que en ocasiones el miedo si te lleva a atarte al pasado aunque no sea una constante en nuestra toma de decisiones. Pues cierto es que si no fuéramos prudentes nos tiraríamos al vacío sin red, para arriesgar y no llegar a ninguna parte como bien dices.

Katy, gracias por seguir haciéndome pensar, y por todas y cada una de tus aportaciones....un beso.

J dijo...

Hola Begoña, hay otras comparaciones menos atávicas... pero, la fe si es confianza es confianza ciega, y creer o hacernos confiados de un supuesto incierto es formarnos en la debilidad, y aunque denodados, nada nos impide tropezar una y otra vez contra el cristal de lo posible. Puede hacernos libres o hacernos tontos de remate.
El miedo es instintivo y desde siempre nos ha mantenido vivo. Eso sí temblorosos pero somos animales de costumbres.
Podríamos conjugar ambas fuerzas y con la experiencia y la inteligencia lograr que nuestro sudor nos transforme en seres alados.

Besos

Begoña Coach Politico dijo...

@J...como bien trasmites los excesos o extremos en cualquier cosa minorizan y empequeñecen lo que realmente queremos conseguir.

Tomar las decisiones desde la Fe ciega....nos convierte en tontos como dices....sin embargo con respecto al miedo, prefiero mantenerlo en la retaguardia, se que ese sentimiento existe, se que bien utilizado me fortalece pero no quiero pararme en tomar decisiones por el miedo de no haber tomado otras decisiones acertadas.

Un trabalenguas lo se.....algo complejo también...

Realmente cada uno tiene la capacidad de funcionar con distintos componentes, y ser consciente de cuales son los que motivan y ayudan a uno, es lo que nos hace avanzar.

Un inconsciente con un poquito de miedo...puede lograr un poquito de equilibrio....

Gracias J....y sigo pensando en tu comentario...me gusta.

Related Posts with Thumbnails